El pasado domingo 23 de abril, segundo domingo de pascua, la Iglesia Católica celebró la Fiesta de la Divina Misericordia y en la diócesis de Fontibón hubo gran regocijo por este jubileo pues el Santuario diocesano de la Divina Misericordia celebra en esta fecha sus fiestas patronales.

Esta celebración coincidió con la visita de las Reliquias de San Pio de Pietrelcina cuyo lugar de acogimiento fue el Santuario diocesano, es por esto que se llevó a cabo una Eucaristía presidida por Monseñor Juan Vicente Córdoba Villota, Obispo de Fontibón y concelebrada por el Vicario de Pastoral el Padre José Carlos Manzano y el Rector del Santuario diocesano de la Misericordia el Padre Jesús Hernán Orjuela.

Durante la Eucaristía, Monseñor Córdoba Villota, llevó a cabo el acto de bendición, consagración y dedicación del nuevo altar a San Pío de Pietrelcina, pues en el centro de éste se posó un fragmento de hueso de este santo sacerdote católico. Cabe recordar que el altar es el lugar central de la liturgia pues es donde se encuentran Dios y el hombre, de allí su importancia en el templo.

Como es de saber, el Padre Jesús Hernán Orjuela y su comunidad no han escatimado esfuerzos en hacer del Santuario diocesano un lugar de acogida, amor, misericordia y físicamente muy parecido al Santuario de la Misericordia de Cracovia en Polonia; es por esto que el retablo en donde se encuentra el sagrario lleva tres imágenes representantes de la misericordia universal: primero, el Señor de la Divina Misericordia; segundo, San Juan Pablo II quien instituyó la fiesta de la Divina Misericordia y tercero, Santa Faustina Kowalska quien recibió los mensajes de Jesús sobre su infinita Misericordia.

A esta celebración especial asistió la embajadora de Polonia en Colombia, la Sra. Agnieszka Frydrychowicz-Tekieli quien se ha visto profundamente conmovida por la manifestación de Dios en este santuario diocesano y los artistas que realizaron la bella obra del altar. Durante su homilía Monseñor Juan Vicente Córdoba Villota recordó la vida de San Pío de Pietrelcina, sus dones especiales y cómo la gracia de Dios se manifestó en él; también explicó qué son las reliquias, los grados en los que se denominan según la cercanía con el santo y porqué los católicos veneran reliquias de santos; por último dedicó el tiempo de sensibilizar sobre la misericordia de Dios y cómo acogerse a ella.

Por último, este domingo de la Divina Misericordia fue la oportunidad de cientos de fieles para acercarse a la veneración de las reliquias de San Pío de Pietrelcina, cuya visita se agradece especialmente a la gestión del Padre Jesús Hernán Orjuela, pues estuvieron expuestas durante las Eucaristías y en diferentes momentos y lugares del fin de semana.

Fiesta de la Divina Misericordia 2017

Haga clic sobre la imagen para ver la galería completa.

Add Your Comment