IMG_20180524_123806603

Santuario de la Divina Misericordia es víctima de actos vandálicos

En la noche del pasado martes 22 de mayo, el Santuario de la Divina Misericordia de la Diócesis de Fontibón fue víctima de ataques vandálicos en donde rompieron varios vidrios del templo, el despacho parroquial, los auditoríos e incluso la habitación en dónde reside su rector, el Padre Jesús Hernán Orjuela.

Aún se desconoce quiénes fueron los autores materiales de dichos ataques, pero el material probatorio y las imágenes de las cámaras de seguridad ya se encuentran en manos de las autoridades, con el fin de llevar a cabo las medidas legales pertinentes y de identificar a los perpetradores de este sacrilegio.

No es la primera vez que la parroquia del barrio Castilla es víctima de grupos, aparentemente ateos, que están en contra de las reuniones, Eucaristías y demás actividades espirituales que la comunidad lleva a cabo en este lugar.

Antecedentes

En el año 2016, durante una Eucaristía que se realizaba en el parque de Castilla, “varias personas irrumpieron en plena celebración agrediendo a los asistentes, gritando consignas contra el papa Francisco y la Iglesia católica en rechazo de las homilías en pleno parque” según informó el portal web de la Revista Semana, hecho que terminó en una acción de tutela interpuesta por el grupo de ciudadanos que reclamaban que en los espacios públicos no se celebraran actividades religiosas, por lo cual salieron favorecidos y desde ese entonces, el Padre y su comunidad, obedeciendo a la ley, no han vuelto a realizar las misas campales, salvo en fechas especiales como Semana Santa y con los debidos permisos de parte de la Alcaldía. Aunque aún no se ha confirmado si los autores de estos primeros ataques a la comunidad fueron las mismas personas que realizaron los actos vandálicos del pasado martes, esto nos recuerda el inicio de una ola de diferentes agresiones contra la libertad de culto, incluso dentro del mismo templo.

En otras ocasiones, personas sin identificar han ingresado a las diferentes celebraciones Eucarísticas para grabar, reírse de los asistentes, criticar e incluso hacer sus necesidades fisiológicas en las paredes externas del Santuario. La comunidad asegura que se trata de un grupo de personas no creyentes quienes, atentando contra la libertad de culto, agreden de diferentes maneras a los fieles y al sacerdote, de tal manera que ya temen por su seguridad personal.

El Padre Jesús Hernán Orjuela ha dado su versión de los hechos a los diferentes medios de comunicación y la comunidad se ha mantenido en el Santuario apoyándolo, al igual que la Policía Nacional quiénes se encuentran custodiando el templo. Por ahora, y obedeciendo al Obispo de Fontibón, Monseñor Juan Vicente Córdoba Villota, el sacerdote se encuentra aislado del Santuario y en oración durante algunos días. La comunidad también ha acogido esta disposición y por lo pronto, invitan a aquellos que tengan diferencias con el Padre Jesús Hernán y su comunidad a acercarse y dialogar para solucionar de manera pacífica aquello que los aqueja.

Por su parte, varios sacerdotes y fieles de las diferentes parroquias de la diócesis de Fontibón se han unido en oración por la comunidad afectada del barrio Castilla y por aquellas personas atacantes para que sea el amor de Dios quien ablande su corazón.

Angie Marcela Gutiérrez Contreras

Delegación de comunicaciones – Diócesis de Fontibón

?>