medalla milagrosa parroquia

La Medalla Milagrosa, una parroquia que fortalece su fe desde la razón

La formación laical contribuye al crecimiento espiritual de una comunidad sedienta de conocimiento.

Contexto socio cultural

El barrio Salitre en Bogotá es uno de los más antiguos de la ciudad y se caracteriza no solo por ser residencial sino porque allí se ubican importantes empresas, centros comerciales y culturales, vías que conectan toda la ciudad, además de la principal terminal de transportes de la capital colombiana.

Allí, en este gran centro empresarial, cultural y residencial se encuentra ubicada desde hace 27 años la parroquia Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, exactamente al frente del centro comercial Salitre y hasta allí, llegan diariamente cientos de personas que aprovechan la cercanía de la parroquia a sus trabajos para poder tener un encuentro con Cristo.

Para el padre Cesar Almonacid, actual párroco, esta es una comunidad conformada por residentes profundamente piadosos y personas que son de tránsito, pero cuya fe los hace buscar a Dios sin importar el lugar en el que se encuentren: “somos una parroquia muy internacional, hasta aquí llegan personas de todos los países a la Eucaristía y por una bendición, debido a la cercanía con la Av. El Dorado que conecta directamente con el aeropuerto internacional”.

El padre Cesar se encuentra al frente de la parroquia desde hace tres años y estando allí construyó la capilla de adoración perpetua al Santísimo Sacramento del Altar, por lo que los residentes del sector dicen que es el mayor regalo que han podido tener, pues pueden acercarse al Señor las 24 horas del día.

Devoción mariana

En el mundo hay miles de personas con un amor profundo por la virgen María y esta parroquia no es la excepción. Su devoción por la medalla milagrosa ha hecho que se hayan realizado diferentes peregrinaciones a la ciudad de París, Francia en donde la virgen se le apareció a Santa Catalina Labouré el 27 de noviembre de 1830 pidiéndole la creación de una medalla, hoy conocida como la “medalla milagrosa”. Debido a esta gran devoción, es que la comunidad realiza todos los martes la oración de consagración a la advocación de la virgen de la medalla milagrosa.

La formación laical, un pilar para el crecimiento pastoral

Actualmente en la parroquia hay 130 personas que conforman los diferentes grupos parroquiales, entre los que se encuentran, en su gran mayoría, adultos jóvenes que sirven con agrado y entrega en las diferentes actividades misioneras y pastorales que se viven en la parroquia.

Uno de los pilares de esta vida pastoral es la formación de laicos en diferentes temas teológicos pues, para el padre Cesar, solo el 1% de la población mundial es clerical, el resto son laicos que necesitan formarse correctamente para impactar en los diferentes sectores de la sociedad: “un laico bien formado se convierte en un gran evangelizador”.

Aunque antes del actual párroco han estado tres sacerdotes más que han ayudado a construir el templo parroquial y la vida espiritual de esta comunidad, el padre Cesar Almonacid ha centrado sus esfuerzos en ayudar a formar a los fieles e instruirse a él mismo, pues reconoce una comunidad sumamente exigente a nivel intelectual debido a la constante formación a nivel teológico y espiritual; lo cual agradece inmensamente pues esto, lo ha llevado a profundizar aún más en su vida sacerdotal, prepararse cada vez más y formarse en diferentes aspectos para brindar una homilía que ayude a los fieles a acercarse a la Iglesia no solo desde la fe, sino desde la razón.

Contacto

Carrera 68 B No. 24 – 30

Tel. 3174266062

E-mail: pqmedallamilagrosa@gmail.com

Web: http://parroquialamedallamilagrosa.com/

 

Por: Angie Marcela Gutiérrez Contreras

?>