reliquias padre pio

La diócesis de Fontibón acogerá las reliquias del Padre Pío de Pietrelcina

Tres reliquias de primer grado de San Pío de Pietrelcina recorrerán seis ciudades de Colombia entre el 3 y el 25 abril, para ser veneradas públicamente y formar parte de peregrinaciones y celebraciones solemnes. Una de las ciudades que recorrerán las reliquias se encuentra Bogotá, específicamente en la diócesis de Fontibón gracias a la gestión del P. Jesús Hernán Orjuela rector del Santuario diocesano de la misericordia.

El objetivo de esta visita es reconocer en la vida de San Pío de Pietrelcina las virtudes de la prudencia, la obediencia, el espíritu de oración, de sacrificio y de entrega total al bien de las almas, para que los fieles fortalezcan su fe en las virtudes teologales y se incrementen las vocaciones sacerdotales y religiosas en la Diócesis de Fontibón.

Entre las reliquias de primer grado del Padre Pío de Petrelcina se encuentran telas con su sangre, los guantes que cubrían sus estigmas y una falange; las cuales llegarán a Bogotá, procedentes de Medellín, el sábado 22 de abril y serán trasladadas al Santuario Diocesano de la Divina Misericordia en donde se realizará la Sagrada Eucaristía a las 12:00 m para luego continuar su visita en las sedes de las comunidades María Reina de la Paz y Emmanuel.

El domingo 23 de abril se realizará la procesión Solemne de las Reliquias a las 10:30 a.m. Después se hará la celebración Eucarística presidida por el Obispo de la Diócesis de Fontibón, Mons. Juan Vicente Córdoba, en donde se hará la revelación del Altar Mayor, bendición y consagración. A partir de las 9:00 p.m iniciará la Vigilia dentro del templo dirigidos por la comunidad Servidores del Servidor hasta las 12:00 a.m.

El lunes 24 de abril se trasladarán las Reliquias hacia CristoVisión (calle 18 #97-61, Fontibón centro) en donde llegarán a las 8:00 a.m. Posteriormente se dirigirán hacia la Catedral Santiago Apóstol de Fontibón (Cra. 99 #17 A-62) en donde habrá Eucaristía presidida por Monseñor Juan Vicente Córdoba Villota a las 11:00 a.m. Después se realizará la Coronilla de la divina Misericordia a las 3:00 p.m en el Seminario Mayor Santiago Apóstol (calle 26 Bis A #91-07 Barrio Tintalá), las recibe el Rector Padre Wilson Mejía y llegan nuevamente al Santuario a las 5:00 p.m para culminar la visita en la diócesis.

La iniciativa nació en abril de 2016 luego de un curso de la Asociación Internacional de Exorcistas en el Vaticano, en el que participaron los sacerdotes colombianos P. Jesús Hernán Orjuela y P. Doriam Rocha Vergara. Ambos, junto un grupo de fieles, visitaron la Basílica de San Giovanni Rotondo, donde reposan los restos del Padre Pío, y luego solicitaron formalmente que las reliquias pudieran peregrinar por su país. La visita de las tres reliquias se concretó gracias a la coordinación de la Fundación Social Ciudad de Dios y las diócesis de Sonson-Ríonegro, Barranquilla, Fontibón y de Valledupar.

Descargue aquí el Comunicado de prensa y cronograma de la Visita oficial de las Reliquias de San Pío de Pietrelcina.

¿Quién es San Pío de Pietrelcina?

San Pío de Pietrelcina entró en los Capuchinos con 15 años de edad. Ordenado el 10 de agosto de 1910. Asignado a San Giovanni Rotondo en 1916, vivió allí hasta su muerte. Recibió los estigmas el 20 de septiembre, 1918. Los llevó por 50 años. Entró en la Vida Eterna el 23 de septiembre de 1968. Beatificado por el Papa Juan Pablo II el 2 de mayo de 1999. Canonizado por el Papa Juan Pablo II el 16 de junio del 2002.

“Solo quiero ser un fraile que reza…”
“Reza, espera y no te preocupes. La preocupación es inútil. Dios es misericordioso y escuchará tu oración… La oración es la mejor arma que tenemos; es la llave al corazón de Dios. Debes hablarle a Jesús, no solo con tus labios sino con tu corazón. En realidad, en algunas ocasiones debes hablarle solo con el corazón…” -Padre Pío

El Padre Pío es uno de los más grandes místicos de nuestro tiempo, amado en todo el mundo. Nos enseñó a vivir un amor radical al corazón de Jesús y a su Iglesia. Su vida era oración, sacrificio y pobreza. Alcanzó una profunda unión con Dios.

Famoso confesor. El Padre Pío pasaba hasta 16 horas diarias en el confesionario. Algunos debían esperar dos semanas para lograr confesarse con él, porque el Señor les hacía ver por medio de este sencillo sacerdote la verdad del evangelio. Su vida se centraba en torno a la Eucaristía. Sus misas conmovían a los fieles por su profunda devoción. Poseía una ferviente devoción por la Virgen María.

Dones extraordinarios
Discernimiento extraordinario: la capacidad de leer los corazones y las conciencias. Profecía: pudo anunciar eventos del futuro. Curación: curas milagrosas por el poder de la oración. Bilocación: estar en dos lugares al mismo tiempo. Perfume: la sangre de sus estigmas tenía fragancia de flores.

Llegaban a verle multitud de peregrinos y además recibía muchas cartas pidiendo oración y consejo. Los médicos que observaron los estigmas del Padre Pío no pudieron hacer cicatrizar sus llagas ni dar explicación de ellas. Calcularon que perdía una copa de sangre diaria, pero sus llagas nunca se infectaron. El Padre Pío decía que eran un regalo de Dios y una oportunidad para luchar por ser más y más como Jesucristo Crucificado. Su beatificación fue la de mayor asistencia en la historia. La plaza de San Pedro y sus alrededores no pudieron contener la multitud que asistió a su beatificación. El Padre Pío es un poderoso intercesor. Los milagros se siguen multiplicando.

 

Angie Marcela Gutiérrez Contreras

Oficina de comunicaciones – Diócesis de Fontibón

?>