Biblia_y_acompaamiento_600x250

Instituto de formación laical Santiago Apóstol

Cronograma de clases 2018 (segundo semestre)

Hasta el próximo 27 de julio hay plazo para inscribirse en el nuevo ciclo de formación del Instituto Santiago Apóstol. El valor de la inscripción es de $60.000 el cual se debe consignar en la cuenta corriente N° 092030659 del Banco de Bogotá a nombre de la Diócesis de Fontibón y llevar la copia del recibo de consignación a la curia diocesana (Carrera 98 Nº 17 A -81).

SEDE SANTO TOMÁS MORO – HORARIO DE 8 A.M. A 12 M.

“SEMINARIO CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA” (ALUMNOS NUEVO)
PRIMER SEMESTRE
AGOSTO: 4 y 18
SEPTIEMBRE: 1, 15 y 29
OCTUBRE: 13 y 27
NOVIEMBRE: 10

“SEMINARIO TEOLOGÍA FUNDAMENTAL”
SEGUNDO SEMESTRE
AGOSTO: 11 y 25
SEPTIEMBRE: 8 y 22
OCTUBRE: 6 y 20
NOVIEMBRE: 3 Y 17

“SEMINARIO CRISTOLOGÍA”
TERCERO SEMESTRE
AGOSTO: 11 y 25
SEPTIEMBRE: 8 y 22
OCTUBRE: 6 y 20
NOVIEMBRE: 3 Y 17

“SEMINARIO MISTERIO DE DIOS”
CUARTO SEMESTRE
AGOSTO: 4 y 18
SEPTIEMBRE: 1, 15 y 29
OCTUBRE: 13 y 27
NOVIEMBRE: 10
SEDE NUESTRA SEÑORA DE FONTIBÓN – HORARIO DE 8 A.M. A 12 M.

“SEMINARIO CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA” (ALUMNOS NUEVO)
PRIMER SEMESTRE
AGOSTO: 4 y 18
SEPTIEMBRE: 1, 15 y 29
OCTUBRE: 13 y 27
NOVIEMBRE: 10 y 24

“SEMINARIO TEOLOGÍA FUNDAMENTAL”
SEGUNDO SEMESTRE
AGOSTO: 4 y 18
SEPTIEMBRE: 1, 15 y 29
OCTUBRE: 13 y 27
NOVIEMBRE: 10 y 24

“SEMINARIO CRISTOLOGÍA”
TERCERO SEMESTRE
AGOSTO: 11 y 25
SEPTIEMBRE: 8 y 22
OCTUBRE: 6 y 20
NOVIEMBRE: 3 Y 17

“SEMINARIO MISTERIO DE DIOS”
CUARTO SEMESTRE
AGOSTO: 4 y 18
SEPTIEMBRE: 1, 15 y 29
OCTUBRE: 13 y 27
NOVIEMBRE: 10 y 24

Introducción
La Iglesia diocesana debe impulsar la formación permanente y orgánica de los laicos , adaptada a sus características y condiciones, para promover su corresponsabilidad y participación en la vida de la Iglesia y en la sociedad. De ella depende la existencia de cristianos con significación pública, con una fe viva y confesante en la vida cotidiana, con capacidad para una corresponsabilidad real en la Iglesia, con proyección en el mundo y con responsabilidades pastorales. De esta formación deben sentirse protagonistas y hacerse responsables los mismos laicos.

Dimensiones:

Practica y ética:
La formación, para que lo sea, ha de impulsar a la acción en coherencia con la propia fe. El proceso de formación, irá regenerando los sentimientos y la conducta, ya que la fe y el Espíritu de Dios generan, una sensibilidad y un compromiso social con los criterios y valores en la dimensión de la doctrina moral y social católica. Una formación, que invite a la comunión con la Iglesia y que desarrolle una dimensión comunitaria de la fe y el sentido de pertenencia eclesial.

Afectiva:
La formación ha de ayudar a educar la afectividad, el amor y la relación interpersonal y ha de desarrollar la sensibilidad ante los gozos y esperanzas, las angustias y los sufrimientos de los hombres, especialmente de los más débiles.

Cognoscitiva: 
Ha de facilitársele un conocimiento sólido de Jesucristo y de su mensaje de salvación que capacite al educando para una percepción crítica de la cultura de su tiempo, y para tomar opciones desde los valores del evangelio. Una formación bíblico-teológica, que facilite el diálogo fe-cultura: La dimensión doctrinal, derivada del natural dinamismo de la fe que quiere comprender de manera más completa, permitirá madurar en la fe y dar razón de la esperanza cristiana en nuestra cultura ante los interrogantes que agitan a la humanidad y conocer para aplicar la Doctrina Social de la Iglesia en los campos propios y específicos de los laicos.
Que sepa conjugar estos criterios
– Cuanto más comprometido se encuentre el laico en la acción evangelizadora, tanto más le será necesaria una buena formación, para evitar la caída en el activismo. – Cuanto más amplia y profundas sean las responsabilidades eclesiales asumidas por el cristiano laico, más atención habrá que prestar al carácter secular de su vocación específica.
– Cuanto más trabaje pastoralmente en ambientes secularizados, más habrá de brindársele una formación que le mantenga y fortalezca en la fe y la reafirmación de su identidad cristiana, en comunión con la Iglesia.
– Cuanto más especializado en su trabajo apostólico, más hay que ayudarle a situarse en el proceso global de la evangelización.
– Cuanto más sencillo sea su origen y su entorno, mayor esmero habrá que poner en facilitarle los instrumentos adecuados para que descubran mejor al Dios que se revela a los sencillos, y su mensaje total.

Destinatarios de esta formación:

Como corresponde a un plan general de formación, debe ir dirigida a todos los cristianos laicos de la diócesis. Todos los posibles destinatarios deben verse incluidos en el mismo. Y debe procurarse llegar a los ámbitos, grupos o personas a los que no solemos llegar, quizá a los más necesitados de la formación. Ahora bien, es preciso conocer y partir de la realidad de los laicos de nuestra diócesis, su configuración, sus necesidades, sus características, su grado de formación. En primer lugar es para los agentes de pastoral y en segundo lugar para todo fiel laico de la parroquia.

Objetivo fundamental: la formación de los fieles laicos tiene como objetivo fundamental el de capacitarlos para descubrir, cada vez con mayor claridad, su propia vocación y de estimularlos a desarrollar con gran disponibilidad el cumplimiento de su propia misión. Es decir, que los cristianos laicos se hagan adultos en la fe, para vivir y testimoniar la unidad entre su fe y su vida y para dar razón de nuestra esperanza en la sociedad actual. La formación, ha de hacer descubrir y vivir la vocación y misión de cristianos laicos. Se trata de personalizar la fe y de unificar la vida desde la fe. Será una formación en y desde la vida secular de la familia, del trabajo, de las relaciones sociales, del compromiso político y desde la cultura, para vivir ahí su vida cristiana.

Objetivos operativos. Para lograr este gran objetivo necesitamos articular unos objetivos más concretos que los podríamos expresar así:

El encuentro con Dios en Jesucristo. La formación ha de favorecer y propiciar este encuentro, procurando que se descubra el rostro de Dios que Cristo revela; que celebre sacramentalmente este encuentro desde la vivencia de su fe en la participación litúrgica y en la oración y en la frecuencia de sacramentos; promueva la humanización, fraternidad, paz y justicia en la vida social; que fomente el acercamiento a la Virgen María; que potencie la pertenencia a la Iglesia, sacramento de Cristo, comunidad de seguidores de Jesús y la responsabilidad de todos en su misión; el descubrimiento de los pobres y oprimidos como rostros vivos de Dios en nuestro mundo; el encuentro con uno mismo y la conversión permanente al evangelio; el encuentro con la naturaleza y la historia como transparencia y presencia del Dios cristiano.

La síntesis fe-vida. Alcanzar esta unidad entre la fe y la vida en todos los ámbitos es vital para todo proceso formativo, señalamos algunas dimensiones irrenunciables:

• Lograr la realización de la persona. El evangelio de Jesús es el criterio para lograr la realización de la persona, realizarse como persona será tener como referente a Jesucristo, Él es para nosotros el criterio último de lo verdaderamente humano. Así mismo la santidad es la meta hacia la que tiende la realización de la persona cristiana y objetivo de su actuación apostólica.

• Animar el compromiso eclesial. Desde una auténtica eclesiología de Pueblo de Dios, Misterio de Comunión, construir la comunidad es tarea de todos. Esta vivencia se ha de dar en la Iglesia local y desde ella en el conjunto de toda la Iglesia. Desde aquí se les hace una llamada a los fieles laicos a incrementar la conciencia eclesial y a realizar la misión evangelizadora. Así, principalmente la transmisión de la fe a niños y jóvenes. Habrá de contemplarse también la formación específica para el ejercer ministerios laicales dentro de la comunidad cristiana: catequista, lector, servicio de animación en celebraciones, pastoral salud, pastoral social.

• Construir la vida familiar como la primera “experiencia de Iglesia”. La realidad familiar ha de ser para el laico la primera experiencia de comunión, primer y principal ámbito de transmisión de la fe, primer lugar de su compromiso. La formación ha de ayudarle a descubrir las dimensiones personalizadoras y socializadoras del amor vivido en el matrimonio y en la familia.

• Promover el compromiso social. La presencia y transformación de la sociedad con los valores del Evangelio, es lo propio y peculiar del cristiano laico. La fe ha de impulsarle a participar en la construcción de una sociedad nueva, potenciando su compromiso en las instituciones, organizaciones y ambientes en colaboración con otros hombres y mujeres de buena voluntad. Animado en todo ello por la Buena Noticia del Reino de Dios y siendo testigo de ese Reino. Por ello, esta formación ofrecerá ineludiblemente el estudio de la Doctrina Social de la Iglesia y cuidará la espiritualidad propia de laico: experiencia de Dios en lo secular, oración, lectura y escucha de la Palabra de Dios, la liturgia y celebración de los misterios, los Sacramentos…en medio de su inserción en el mundo. Descubrimiento de sí mismo y de los hermanos, a la luz de esa experiencia de Dios.

FORMACIÓN BÁSICA MINISTERIAL

OBJETIVOS:
Brindar un curso de formación inicial a los laicos que quieran ejercer servicios apostólicos en las parroquias de la diócesis de Fontibón y conocer más de su fe.

METODOLOGÍA:

DURACIÓN DEL CURSO: La formación se brindará a través de ocho cursos presenciales por Arciprestazgos. La sede en la que se dará la formación es las parroquias de Santo Tomás Moro y Nuestra Señora de la Laguna. Los cursos se distribuyen en 24 horas presenciales y 16 horas de estudio personal o autoformación. Al finalizar los ocho encuentros, se tendrá un retiro general de todos los arciprestazgos que durará ocho horas (De 8:00am a 4:00pm). Con un total de 48 horas. Por eso proponemos el siguiente plan de estudio:

EVALUACIÓN DEL CURSO: La verificación de los conocimientos aprendidos se realizará de forma inmediata a partir de la participación en clases, la asistencia de cada estudiante y el examen final de cada clase (oral o escrito).

PROFESORES: Serán sacerdotes, diáconos o laicos que tengan la debida preparación y disponibilidad necesarias, elegidos por el instituto. El propósito es lograr la mayor participación de los sacerdotes.

LUGARES: En la localidad de Kennedy, la parroquia de Santo Tomas Moro y en la localidad de Fontibón la parroquia Nuestra Señora de la Laguna.

HORARIOS: Ocho sábados al semestre de 8:00 a.m. a 12:00 m con un descanso de 15 minutos.

Nota: Todos los laicos que quieran ejercer apostolado oficialmente instituido en la diócesis, deben recibir este curso de la básica ministerial, como requisito para la consagración, especialmente los que ingresan a la formación por primera vez.

Las personas que se han consagrado sin formación Básica Ministerial, deben recibir el curso para poder renovar su ministerio. El Instituto Santiago Apóstol sólo se encargará de la formación. Los párrocos son los encargados de presentar a los laicos que ellos consideren idóneos para que los consagre el Señor Obispo al servicio parroquial diocesano.

ANTROPOLOGÍA CRISTIANA
La vida humana
El ser humano
El ser humano a imagen y semejanza de Dios

CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA
¿Qué es el catecismo?
Estructura del catecismo
División del catecismo
Finalidad del catecismo
La profesión de fe

CELEBRACIÓN DEL MISTERIO CRISTIANO
Introducción a los sacramentos
Los siete sacramentos

LA VIDA EN CRISTO
La vida en el Espíritu y la vocación del ser humano
Los diez mandamientos
Las virtudes teologales y cardinales

LA ORACIÓN CRISTIANA
La oración en la vida cristiana
Diferentes formas de oración

PLAN PASTORAL DE LA DIÓCESIS
Historia
Método
Elementos y desarrollo

LECTO DIVINA
Introducción a la Biblia

LECTIO DIVINA II
Lectura espiritual de la Biblia
Lectura orante de la Biblia

LOS MINISTERIOS EN LA IGLESIA
La comunión en la Iglesia
La ministerialita en la Iglesia
Los ministerios laicales
Los ministerios en la Diócesis de Fontibón

FORMACIÓN ESPECÍFICA

OBJETIVO: Brindar procesos de formación diversificados en cinco programas (Biblia, Liturgia, Pastoral, Teología y Moral) a los laicos de la Diócesis de Fontibón que ya han realizado su formación inicial, de tal forma que les permita fortalecer en sus vidas la experiencia de discipulado y adquieran herramientas necesarias para responder a los desafíos de la misión hoy.

METODOLOGÍA

DURACIÓN: La formación se brindará a través de cursos presenciales que tendrán la duración mínima de 43 horas Semestrales, las cuales se distribuyen en 27 horas presenciales o de trabajo en la plataforma y 16 horas de estudio personal o autoformación. El Instituto Santiago Apóstol asume el calendario A (Febrero – Junio y Julio – Noviembre) como criterio de organización del año académico.

LOS CURSOS: Son espacios de estudio y reflexión donde se desarrolla las diferentes clases y conforman el pensum académico. Se parcelan en nueve jornadas por semestre en las cuales se establecen intensidades horarias de las asignaturas según su importancia y extensión (tres sesiones o dos sesiones, cada sesión de tres horas de clase.

EVALUACIÓN DE LOS CURSOS: Se tomarán tres notas a lo largo del semestre. Con duración de una hora de clase cada evaluación. Los horarios estarán establecidos por el Instituto Santiago Apóstol en su plan semestral y las evaluaciones son suministradas por el mismo. Los porcentajes de la nota de aprobación del curso serán:

Primer parcial: 30%
Nota de seguimiento: asistencia a clases (tres clases perdidas provoca la pérdida del semestre), puntualidad, presentación personal y de trabajos escritos u orales, quizás realizados por el profesor: 30%
Examen final General: 40%
Sistema de calificaciones: En el Instituto Santiago Apóstol los estudios se califican de 1.0 a 5.0.

PROFESORES: Contando con presbíteros y diáconos de la diócesis de Fontibón, otros sacerdotes religiosos, religiosas, seminaristas estudiantes de Teología y laicos que poseen el carisma para la formación, solicitaremos a los mismos que nos presten el servicio para la enseñanza de estos cursos.

LUGARES DE FORMACIÓN: Parroquia Santo Tomás Moro y Parroquia Nuestra Señora de la Laguna.

HORARIOS: Los sábados por la mañana (8:00am – 12:00m).

PROYECTO ACADÉMICO: A continuación, presentamos el proyecto académico para el Instituto Santiago Apóstol; para este proyecto académico hemos tenido en cuenta el Plan diocesano de Pastoral y el pénsum del Seminario Mayor Santiago Apóstol. Sugerimos los siguientes:

 ÁREAS DE FORMACIÓN  MATERIAS POR SEMESTRES
 SEMESTRE 1  SEMESTRE 2 SEMESTRE 3  SEMESTRE 4 SEMESTRE 5 
 PASTORAL BIBLIA Dei VerbumLectio Divina  Libros históricos  Profetas II Hechos de los Apóstoles Cartas católicas
Introducción a las Sagradas Escrituras Salmos y Sapienciales Evangelios sinópticos Cartas Paulinas I Apocalipsis y Cartas Joánicas
 Pentateuco  Profetas I Evangelio de Juan Cartas Paulinas II  Síntesos Biblíca
 VIDA CRISTIANA: MORAL  Moral fundamental  Moral matrimonial  Moral de virtudes
 Moral de la persona  Moral social  Síintesis de moral
 Moral sexual  Bioética
 DOCTRINA DE LA FE: TEOLOGÍA DOGMÁTICA  Introducción a la teología Dios Padre  Misterio de Dios Sacramentología  Escatología
 Antropología teológica Cristología  Eclesiología  Sacramentología II  Documentos eclesiales latinoamericanos
 Revelación y fe  Pneumatología  Doctrina de la Gracia  Mariología  Síntesis dogmática
 PASTORAL  Pastoral fundamental  Pastoral social Pastoral infantil y de la primera infancia Pastoral de la tercera edad Pastoral vocacional y de ministerios laicales
 Pastoral profética Pastoral de la nueva evangelización Pastoral educativa Pastoral de los medios de comunicación social Pastoral Mariana y de la religiosidad popular
 Pastoral litúrgica Pastoral familiar Pastoral juvenil y universitaria Nuevos movimientos religiosos Síntesis pastoral
 LITURGIA  Liturgia sacramental  Bautismo y confirmación Eucaristía Unción de los enfermos Ministerios Instituidos
 Pastoral litúrgica Matrimonio Reconciliación Ministerios ordenados Síntesis Litúrgica
 Ministerio de la Palabra de Dios Ministerio Extraordinario de la Comunión Ministerio del canto litúrgico Ministerio de la Sacristía

 

Consejo directivo:

El Instituto Santiago Apóstol, para su correcto funcionamiento, cuenta con las siguientes funciones dentro de su consejo directivo:

Director: El director es un sacerdote, religioso o laico, debidamente capacitado y nombrado por el obispo para ser el responsable de la formación de los laicos en toda la diócesis. Le corresponde gestionar los recursos necesarios tanto humanos, espirituales y materiales que sirven para que la formación siempre sea un espacio de crecimiento de los discípulos en camino.

Subdirector: El subdirector, nombrado por el director, es un sacerdote, religioso o laico, debidamente capacitado para el cargo, cuya principal tarea es asistir al director en cargo y reemplazarlo en los momentos en los que por razones diferentes no pueda estar presente el director del instituto.

Secretario: El Secretario del Consejo directivo, es la persona encargada de llevar las actas de las reuniones, convocarlas bajo la petición del director y de llevar el registro de las decisiones tomadas en consejo para el bienestar del mismo instituto.

Fiscal: El fiscal es la persona que regula todos los miembros del consejo directivo y que con el total acceso a las informaciones requeridas por parte de todos gestiona el orden y el cumplimiento de todas las funciones ejercidas dentro del consejo directivo.
Los demás miembros son vocales, es decir, tienen participación en las tomas de decisiones con voto.

?>